Inhalt

LEY DE CAZA: HACIA UN USO INSOSTENIBLE DE LOS RECURSOS NATURALES PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Julia Gimenez Gomez   
Sunday, 01 de March de 2015

LEY DE CAZA: HACIA UN USO INSOSTENIBLE DE LOS RECURSOS NATURALES

 

La nueva Ley de caza de Castilla la Mancha certificará el uso privativo e insostenible del medio natural aún en mayor grado que en la actualidad.

El planeamiento cinegético actual se aparta cada vez mas del uso sostenible de los Recursos Naturales. Sueltas de piezas de granja de manera intensiva, control indiscriminado de zorros, urracas, cornejas, perros y gatos errantes y todo aquello que interfiera con el gusto del cazador, caza de especies en franca regresión como zorzales, tórtola común, codorniz, alteración de la pureza genética de las especies autóctonas, suelta de especies exóticas al medio natural, utilización de modalidades de caza altamente perniciosas como la caza de zorros con perros o las zonas de adiestramiento de perros durante todo el año, caza durante el periodo de reproducción de las especies, control de poblaciones de conejo sin constatar mínimamente los daños, y un larguísimo etcétera que está conduciendo y con esta Ley nos lleva directamente hacia un planteamiento de la actividad cinegética que mas se parece a una actividad artificialmente acondicionada con utilización de especies animales que un uso lúdico y deportivo de contacto con la Naturaleza.

Caso aparte merecen  determinados aspectos “novedosos” de a nueva Ley que ahondarán en la desgracia de nuestro Medio Ambiente,  últimamente sometido a un azote continuo.

La Zonas de Reserva, o zonas de refugio de las especies privadas de la caza y que contribuían a su sostenibilidad serán mermadas de manera drástica y sin contemplaciones. Se prevé una pérdida de mas de 165.000 has de superficie actualmente dedicadas a estas reservas.  Si a esto le añadimos las artimañas que seguramente se realizarán para trocear los cotos de manera que no alcancen las 1000 has  mínimas requeridas, el efecto puede ser brutal para todas las especies, no sólo las cinegéticas: águilas, aves esteparias y aves migradoras. El efecto pernicioso se multiplicará. No tardaremos en comprobarlo.

La inclusión de los cuarteles de caza comercial (antes intensivos) dentro de los cotos de caza, hará imposible diferenciar unos de otros, aumentando los problemas de hibidración y pérdida de la pureza genética, problemas que vienen dados por las sueltas masivas de ejemplares. 

El aumento de terrenos vallados infranqueables en el medio natural será continuo, imposibilitando el uso público. El cierre de paso a caminos, incluso públicos  seguramente se agravará, ya sea detrayéndolos directa y permanentemente del coto de caza, o impidiendo el paso antes y durante las cacerías.

 Se ha perdido una oportunidad única para hacer una Ley de Caza moderna, respetuosa con el Medio Ambiente y con consenso social. Si,  porque no ha habido ningún consenso. La Ley ha sido redactada a medida de las grandes asociaciones  cinegéticas, que no de los cazadores rurales.

Se ha perdido una oportunidad única para ahondar en el tema de la fiscalidad de la actividad cinegética y de controlar los movimientos de dinero opaco. Otros sectores comerciales están sometidos a este riguroso control administrativo. ¿Por qué la actividad cinegética no?.

Se ha perdido una oportunidad única en mejorar la viabilidad de nuestro medio ambiente, acoplando mecanismos de compatibilidad de las especies cinegéticas

con aquellas otras depredadoras que también utilizan estas especies.

Se ha perdido una oportunidad única para ahondar en el control del uso de venenos en el medio y en las malas prácticas cinegéticas.

En fin se ha perdido una oportunidad única  para un uso social  y compatible de la Naturaleza que nuestra propia Constitución consagra en su artículo 45 como derecho fundamental.

 

 

Julia Gimenez Gómez

Sociedad Albacetense de Ornitología.

 

 

 

 

 
< Anterior   Siguiente >