Inhalt

Fin de semana en Nerpio (12 y 13 febrero 2011) PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Rafa Torralba Zapatero   
Monday, 14 de February de 2011
Hola… Este fin de semana varios miembros de la Sociedad Albacetense de Ornitología (SAO) nos desplazamos Yetas (Nerpio) con el fin, entre otras cosas, de realizar varias sesiones de anillamiento científico de aves, actividad que realizamos en esa zona de Albacete desde hace algo más de una década. La tarde del viernes 11 partimos para allá el grueso de la expedición, llegando a media tarde a nuestro alojamiento en Yetas, el alojamiento rural Encinas de Yetas, donde nos tratan y alimentan tan bien cada vez que vamos. Distribuimos las habitaciones, encendimos la chimenea, nos calentamos y bajamos al restaurante a cenar. No nos complicamos la vida decidiéndonos por alguna de las cosas de su rico y variado menú, nos pedimos huevos fritos con patatas, y con ellos venían chorizos y morcillas, mucho de todo, y yo “peté”, jajjaa. Menudo fin de semana chungo he pasado digiriendo lo que trague esa noche. La mañana siguiente íbamos a ir a anillar a Mingarnao, un monte entre Yetas y Nerpio donde hay un muladar, y donde gracias al proyecto “ALAS PARA NERPIO” se han construido una serie de infraestructuras para la observación de aves (observatorio, charca, hide fotográfico…). No madrugamos mucho, antes que nosotros lo hicieron varios ejemplares de Sapor Partero, imagino que Bético (Alytes dickhilleni-Betic Midwife Toad), a las 6:00 ya estaban cantado, con la fresca. Ya en Mingarnao montamos las redes rápidamente y subimos al Observatorio de Aves a dejar pasar el tiempo mientras las redes trabajaban. Y poco trabajaron, un rosco enorme, no capturamos nada, y eso que había bastante movimiento de aves por la zona. Por ahí se movían cerca del centenar de Zorzales Alirrojos (Turdus iliacus-Redwing) y Mirlos Capiblancos (Turdus torquatus-Ring Ouzel), como una horda de salvajes se desplazaban por las laderas de la montaña, pero ninguno se digno a caer en las redes y darnos la posibilidad de ver en mano estas bonitas aves invernantes. También vimos cerca de las redes algún ejemplar de Escribano Montesino (Emberiza cia-Rock Bunting) y Carbonero Garrapinos (Parus ater-Coal Tit), algunos cantando como locos a dos palmos de las redes. Pero nada, ese día se ve que no había que anillar, jajaja. De todas maneras no nos aburrimos, mientras llegaban mas compañeros de la SAO nos dedicamos a observar la veintena de ejemplares de Buitre Leonado (Gyps fulvus-Griffon Vulture) que habían pasado noche en las rocas que hay al norte del muladar, se solearon, volaron, pero no se acercaron al muladar donde varias carroñas recién dejadas les esperaban. Sobre el muladar apareció también, rápido como un rayo, un joven ejemplar de Halcón Peregrino (Falco peregrinus-Peregrine Falcon). Se lanzo como un poseso hacia un Avión Roquero (Ptyonoprogne rupestris-Eurasian Crag Martin) , pero fallo. Más tarde volvimos a ver fugazmente de nuevo al Halcón. A lo largo de la mañana se fue acercando al Observatorio de Aves gente, más que por vernos “no anillar”, porque a las 13:00 estaba programada la liberación de 3 ejemplares de Buitre Leonado. Y así fue, con una puntualidad tremenda, a esa hora, apareció el coche que transportaba al personal de la Delegación de Agricultura y Medio Ambiente y a los Buitres Leonados desde el Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Albacete. Largo viaje con el mejor de los finales para estos Buitres, la LIBERTAD!!!!. Fran, monitor medio ambiental de la Delegación dio explicaciones sobre la biología, costumbres y diversos aspectos de esta necrófaga. Nos comento que los ejemplares que se iban a liberar eran aves nacidas el año pasado que habían sido recogidas con problemas de desnutrición y a los que tras un periodo de recuperación en el Centro de Recuperación les había llegado la hora de volver a volar libres. Se colocaron las cajas que contenían los Buitres en un lugar apropiado para que pudieran remontar el vuelo, y así, una a una, fueron abiertas las cajas que los habían trasportado hasta allá. Salieron los Buitres con una fuerza impresionante, con un aleteo poderoso. A mí me impresiono, como supongo también le paso a todos los que ahí estaban. A uno de los Buitres le costó remontar, fue a posarse cerca del muladar. No creo que tuviera ningún problema, Fran nos conto que habían comido para varios días, seguramente estaba lleno. Estuvo soleándose un rato y después salió volando perfectamente. Después de todo esto llego la hora de comer, y comimos, una Olla de Trigo riquísima. Y mientras comíamos Rafa Martínez nos entretenía con multitud de anécdotas que nos hicieron reír en más de una ocasión. Después de comer bajamos al Arroyo de la Zorrera, donde esta otra de las instalaciones de “ALAS PARA NERPIO”, la Estación Ornitológica. Dedicamos la tarde a montar las redes que utilizaríamos la mañana del domingo, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, así nos evitábamos madrugar demasiado. Montamos las redes y ya que estaban puestas aprovechamos para ver si capturábamos algo durante un ratejo, y así fue. Capturamos 2 ejemplares de Petirrojo Europeo (Erithacus rubecula-Robin), uno de ellos era un control. Además un Pinzón Vulgar (Fringilla coelebs-Chaffinch) y un Chochín (Troglodytes troglodytes-Winter Wren) nos tuvieron entretenidos un rato. Después de anillar plegamos las redes, y subimos a Yetas, donde pasamos la noche viendo fotos en el ordenador, hablando y cenando “ligeramente” porque estábamos algo hinchados. Esa noche dormimos todos de lo lindo, como lirones. Estábamos “baldaos”. La mañana del Domingo unos madrugamos algo más que otros, las redes estaban puestas y solo había que abrirlas. De todas maneras enseguida ya nos encontrábamos todos en la Estación esperando ver que nos traía la mañana. Había movimiento de pajaricos, pero más bien arriba, cerca de Yetas. Las redes estaban casi todas abajo, así que no capturamos demasiadas aves, 19 de 8 especies, 8 de ellas controles. La especie de la que se anillaron más ejemplares fue el Carbonero Común (Parus major-Great Tit), 5. La hora (solar) de la visita a la red donde más aves se capturaron las 9:25. Fue mala suerte no capturar mas, realmente había movimiento de aves, pero como he dicho estaban en los huertos más cercanos a la aldea, por ahí se pudieron ver algunos ejemplares de Picogordo (Coccothraustes coccothraustes-Hawfinch) y Mirlo Capiblanco entre otras cosas. Recogimos las redes, subimos a Yetas, hicimos nuestras mochilas, comimos y nos volvimos a Albacete. Atencion!!, aviso para navegantes!, volvimos por el Puente de la Vicaria, ya esta asfaltada la carretera lo que nos permitió ahorrarnos 20 minutos en el viaje de vuelto a Albacete. Esta carretera va a permitir comunicar mejor esta zona de la provincia de Albacete tan lejana. Voy terminando. Agradecer al personal de la Delegación de Medio Ambiente los esfuerzos por conservar nuestra fauna, cuando hay que darles caña se les da, hoy toca agradecer el esfuerzo recuperando aves que llegan débiles o heridas al Centro de Recuperación. También al Ayuntamiento de Nerpio, por apostar decididamente por la conservación de su patrimonio natural, viendo en ella una menera de desarrollo sostenible, y al director técnico de “ALAS PARA NERPIO”, Sergio Ovidio Pinedo por todo su esfuerzo y buen hacer que esta haciendo de este proyecto una referencia en cuanto al turismo ornitológico en España. Estuvimos en Nerpio: Rafa Martínez, Irene Álvarez, Paco Hidalgo, Juan y Ángel Camacho, Julia Giménez, Siro González, Raúl González, Loli González, Luis Portillo y yo mismo. Creo que no se me olvida nada. Chauu.
 
Siguiente >