Inhalt

DISCONFORMIDAD ANTE LA SOLICITUD DE CAZA DE CABRA MONTÉS EN JORQUERA PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Julia Gimenez Gomez   
Friday, 08 de August de 2014

LA SAO MUESTRA SU DISCONFORMIDAD CON LA PRETENSIÓN DE LA SOCIEDAD DE CAZADORES DE JORQUERA DE CAZAR CABRA MONTÉS FUERA DEL PERIODO HÁBIL DE CAZA.

 

Ante la noticia que aparece estos días en los medios de comunicación, sobre la solicitud que pretende hacer la Sociedad de Cazadores de Jorquera, con la finalidad de que se les autorice la caza de cabra montés Capra pyrenaica hispanica, fuera del periodo hábil de caza, por los desprendimientos de rocas que ocasionan y daños a los cultivos, esta Sociedad realiza las siguientes manifestaciones:

La cabra montés es un endemismo ibérico que constituye un indicador de la calidad del monte y un elemento representativo de la diversidad biológica, clave en la conservación de la biodiversidad del hábitat del montaña.

La implementación de medidas de regulación de la caza han provocado dos efectos dispares, por un lado provocando superpoblación, aumentando la densidad más allá de los valores deseados, y por otro movimientos de dispersión que llegan a colonizar nuevas zonas.

Por tanto:

1º.- Manifestar nuestra rotunda oposición a la autorización de la caza, dentro de la época hábil de veda, de la cabra montés, ya que en estas fechas todavía se encuentran reunidos los grupos familiares con los cabritos nacidos esta primavera dependientes de sus madres. En apenas tres meses dará comienzo el periodo hábil de caza de esta especie, durante el cual se podrá proceder al control de la población.

2º Será necesario la realización los censos preceptivos que acrediten la sobrepoblación de la especie, así como averiguar la capacidad de carga del entorno donde se mueven, es decir, si existe un equilibrio entre el hábitat y la densidad de ejemplares.

3º. Los desprendimientos de rocas son un fenómeno muy normal en esta zona, que se producen por efecto de la erosión principalmente causada por los fenómenos atmosféricos, agua, heladas y viento. Se trata de una roca caliza formada por estratos horizontales del Terciario, con una acusada pendiente y ausencia de suelo, lo que da lugar a un roquedo desnudo sin ningún tipo de protección vegetal.

4º En todo caso, para reducir densidad, proponemos su captura en vivo, para reintroducción en hábitat adecuado y en los que exista una baja densidad de población.

Si a pesar de todo esa Consejería autorizase la caza de esta especie fuera de la época hábil de caza, la SAO se vería obligada a presentar la correspondiente denuncia ante las instancias pertinentes.

 
< Anterior   Siguiente >